Registrar marca

El registro de marca es un momento importante cuando iniciamos una empresa

Registrar Marca le ayudamos durante todo el proceso hasta que usted o su empresa obtenga la concesión definitiva de su marca registrada.

¿Qué es una marca?

Una marca, en inglés Brand, es un símbolo identificador distintivo que se relaciona con un producto o un servicio que ofrecemos en el mercado.

¿Cuánto dura una marca?

Una marca tiene una vigencia de 10 años prorrogables indefinidamente, renovando el pago de las tasas. Tenemos que tener en cuenta que el proceso de concesión de la marca puede tardar varios meses hasta que nuestro registro entra en rigor.

¿Cómo comprobar si una marca está registrada?

Antes de proceder a la solicitud de cualquier registro de marca debemos comprobar que ésta no esté ya registrada, y mucho menos en la misma clase (categoría) que nos interesa, pues nos seria revocada automáticamente.

Podemos comprobar si una marca esta registrada consultando la web de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). Allí entramos en la sección Localizador de Marcas, y podemos optar por consultar marcas nacionales e internacionales según su denominación (Marcathlon), o sus elementos figurativos (Clasificación de Viena).

En estas secciones podemos realizar la consulta a la base de datos de la OEPM y comprobar la disponibilidad del nombre que deseamos registrar. Podemos consultar si la marca está registrada en España, en países europeos, o a nivel internacional por otra empresa o persona.

¿Qué ventajas tenemos registrando una marca?

Principales ventajas de registrar nuestra marca

  • Tener derecho exclusivo del uso de la marca en las clases registradas.
  • Estar protegidos jurídicamente ante copias y falsificaciones.
  • Poder licenciar o franquiciar su uso a terceros.
  • Tener la seguridad que no invadimos los derechos de terceros.
  • Elevar el valor de nuestra empresa, por la valorización de la marca.

Más ventajas

  • Poder obtener indemnizaciones por el uso indebido de nuestra marca.
  • Poder presentar oposición a la concesión de nuevas marcas similares.
  • Poder presentar oposición a marcas

¿Cómo se registrar una marca?

El registro de una marca se realiza en cuatro fases claras y diferenciadas.

Elegir el nombre, la clase y el logotipo

Debemos realizar un trabajo de selección entre los posibles nombres, que sean candidatos a ser registrados como la marca que se deseamos poseer. Cuando tenemos una corta lista de nombres, podemos pasar a comprobar si están disponibles para su registro.

Debemos elegir en que clase (categoría) deseamos realizar la solicitud de registro ante la OEPM. Por ejemplo y por simplificar, una clase es ‘Calzado’, otra clase es ‘Restauración’. Estas categorías se ordenan mediante la Clasificación de NIZA, a la que están acogidos 45 países del mundo.

Cabe la posibilidad de registrar una marca mixta, que es aquella que presenta su solicitud ante la OEPM con su nombre y logo asociados. Ello se efectúa en el mismo trámite y ahorra costes, por los que lo recomendamos preparar nombre y logotipo de forma simultánea.

Comprobar que esté disponible para su registro

Cuando sabemos qué nombre vamos a registrar como marca, debemos comprobar su disponibilidad. Debemos registrar marcas que no coincidan en nombre y categoría con ninguna otra. Sí esto ocurriera nuestra solicitud de registro sería automáticamente revocada.

Es necesario hacer una investigación previa de qué marcas con similar nombre o clase podrían oponerse a que nos pudieran conceder el registro. Por ejemplo, si existe una marca llamada “El buen comer” en la clase ‘Restauración’, podría presentar legítimamente oposición a nuestra marca “El mejor comer”, más si coincidiera en la misma categoría ‘Restauración’.

Nuestra agencia realiza siempre un estudio preliminar para comprobar las posibilidades de que se nos conceda la marca. Hay que decir que las oposiciones a la concesión de marca las ha de iniciar la marca registrada anteriormente, y en muchos casos no se oposita.

Solicitar el registro ante la Oficina Española de Patentes y Marcas

Cuando ya tenemos todo lo necesario, es el momento de solicitar la marca ante la OEPM (España), o la EUIPO (Europa). Realizamos la solicitud y nuestra marca, o marca mixta, queda a disposición pública. Es decir, se abre un periodo en que los propietarios de marcas similares, registradas anteriormente a la nuestra, pueden presentar un alegato de oposición por razones de similitud o posibles casos de confusión.

Si hemos hecho las cosas bien, este proceso deberíamos superarlo sin demasiados problemas, aunque la decisión final queda en manos de un arbitraje de la propia Oficina de Patentes y Marcas Española, (OEPM).

En pocos meses obtendremos la respuesta, es por ello que recomendamos iniciar este procedimiento con suficiente antelación mientras estamos gestando otras partes operativas de nuestra empresa o negocio.

Vigilar a la competencia

Una vez tenemos nuestra marca hemos obtenido todas las ventajas que anteriormente hemos mencionado.

¿En qué países se debe registrar nuestra marca?

Las marcas pueden registrarse en el ámbito del territorio español, otro país, a nivel europeo o internacional. Lo más común es solicitar el registro en el ámbito del territorio sobre el que vamos a realizar nuestra actividad comercial o mercantil.

Hay que tener en cuenta que si en nuestros planes de expansión deseamos operar en otros países en un futuro próximo, deberíamos plantearnos seriamente solicitar el registro en cada uno de ellos, o por ejemplo a nivel europeo. Es un inconveniente serio que nuestra competencia se nos pudiera adelantar.

¿Cómo conseguir una marca de éxito?

Una marca es quizás uno de los elementos más importantes de un producto o servicio. Nombrando una marca estaremos evocando en los clientes percepciones que inconscientemente asociaran con las características con las que valorizamos nuestro trabajo.

Las seis claves para crear una buena marca

Asumir el proceso de crear una marca es una gran responsabilidad, tanto por llegar a buen puerto y conseguir una buena distinción ante nuestros competidores, como por la inversión en su implantación que viene a continuación.

Seguir estos consejos nos ayudará a afinar nuestra mente para conseguir todos los aspectos que una buena marca requiere.

Que sea fácil de nombrar

Si queremos que hablen de ella, ha de ser fácil de pronunciar en cualquier conversación.

Que sea fácil de leer y escribir

Si queremos que la gente la busque nuestra marca en el buscador, ha de poder escribirla sin dificultad en el el campo de búsqueda.

Que sea única en nuestro sector

Si queremos diferenciar nuestros productos o servicios es imprescindible que nuestra marca no se confunda con nada parecido.

Debe se concisa y llamativa

Un nombre largo es más difícil de recordar, escribir y probablemente acabe con un diminutivo que con controlamos en boca de nuestros clientes.

Debe ser fácilmente identificable

Su nombre, logo o grafismo debe ser fácilmente identificable a simple vista. Hemos de poner especial atención a que se reconozca cuando la empleemos en pequeño formato, como en tarjetas de visita.

Debe evocar una sensación

Una marca debe transmitir información sensorial al cliente. Por poner una ejemplo, el diseño de nuestra marca puede asociarnos a valores responsables con el medio ambiente, a la oferta de aventuras increíbles, o la tranquilidad de estar en manos de profesionales competentes.

¿Registrar una o varias marcas?

Si nuestro ámbito comercial está enfocado en un sector muy concreto, como por ejemplo los productos cosméticos, tan sólo necesitaremos registrar nuestra marca en una clase (categoría). No hay más complicación.

En cambio si nuestro campo de actuación empresarial es ‘Belleza’ nos encontramos en una situación más compleja dado que necesitaremos proteger nuestra marca en las clases que contengan los ámbitos de ‘productos de cosmética’, ‘productos de higiene’, ‘aparatos de bronceado’. En este ejemplo seria una marca registrada en tres categorías (clases) diferentes.

Casos de éxito

Les facilitamos las siguientes imágenes a título ilustrativo, para ilustrar las explicaciones anteriores.

Tres ejemplos de marcas que se emplean logotipos sin usar su nombre

Tres marcas de éxito que utiliza el nombre de marca

Tres marcas en qué se utilizan diminutivos para referirse a ellas